¿Es recomendable para retener la eyaculación?

Existe una gran exigencia a los hombres para que mantengan la erección por mucho tiempo y así obtener una relación sexual más “satisfactoria” y duradera; sin embargo, esta practica puede volverse perjudicial para ellos.

Para conocer los límites de la retención de eyaculación y la relación que tiene está con el placer, el sexólogo Christian Martínez y el urólogo Jorge Saldaña nos ofrecen su experta opinión.

¿Es recomendable para retener la eyaculación?

No. El urólogo Jorge Saldaña asegura que retener el semen “va a generar una contractura de los músculos, que puede generar un mayor placer en los virones; sin embargo, el hacer esto de manera continua puede generar inflaciones en la próstata (prostatitis) o disfunciones en el piso pélvico”.

“Estas dos afecciones pueden generar problemas de erección, disfunción eréctil, eyaculación precoz o eyaculación tardía, que si bien no ponen en riesgo la vida de la persona, ponen en peligro la calidad de su vida sexual”, explica Saldaña.

Por su parte, el sexólogo Christian Martínez señala que esta situación se la dan las personas que tienen eyaculación precoz, porque están tratando de hacer ejercicios tipo Kegel, pero lo hacen de manera terapéutica. “Esto es incorrecto, porque siempre se debe hacer con ayuda profesional y no con videos de YouTube”, enfatizó.

¿Cuánto tiempo puede un hombre retener la eyaculación?

“No hay un tiempo exacto, pero lo normal es de cinco a 25 minutos”, dice el especialista. Sin embargo, resalta que puede durar la erección lo que el hombre aguante.

¿Se puede tener placer sin eyacular?

Ella. El sexólogo Martínez manifiesta que algunos hombres realizan esta práctica de retención porque se han acostumbrado a darle más importancia al coito. Al respecto, recuerda que la liberación de la eyaculación no es la única forma de obtener placer.

“El orgasmo es la estimulación del sistema nervioso a través de la estimulación de varias partes del cuerpo. Una de ellas puede ser el glande, el pene, las tetillas, los labios, etc. Uno puede llegar al orgasmo con cualquier parte, solo que nos hemos acostumbrado con los genitales”, dice Martínez

En cambio, la eyaculación es la expulsión del semen que viene producto de la excitación o activación de la próstata y se expulsi por la uretra.

“La eyaculación y el orgasmo son distintos, que suceden uno después del otro. Algunas veces en tiempos muy cortos”, informa el profesional.

Asimismo, se destaca que hay personas incluidas que tienen eyaculaciones, y no les genera ni un orgasmo. Y al revés, hay personas que no tienen próstata, pero pueden tener un orgasmo.

Finalmente, la sexóloga agrega que para poder distinguir estos dos uno tiene que conocer muy bien su cuerpo y sobre todo no relacionar todo al orgasmo ya lo coital, que es lo que la cultura nos ha enseñado.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *