La democracia conserva el control de la Cámara Alta

El Partido Demócrata del presidente Joe Biden mantiene el control del Senado de los Estados Unidos a través de elecciones de medio término, mientras que el Republicano Donald Trump se prepara para anunciar otra candidatura a la Casa Blanca en 2024.

Las cadenas de TV anunciaron el sábado que la demócrata Catherine Cortez Masto retuvo tras un angustioso recuento la banca del Senado de Nevada, con lo cual el partido oficialista se queda con 50 de los escaños de esa cámara, necesarios para tener una mayoría, pues La vicepresidenta Kamala Harris tiene el poder de desempatar.

Los demócratas aún podrían ganar el banco del estado Georgiadonde habra una segunda vuelta el 6 de diciembre.

Las cadenas de televisión ya habían proyectado el viernes la reelección del senador demócrata Mark Kelly en Arizona. Su victoria elevó el número de senadores demócratas a 49, uno menos del necesario que se requería para el control del Senado, situación que consolidó la victoria de Cortez Masto.

Discurso “fraudista”

Pero Blake Masters, el rival republicano de Kelly, todavía no ha renoção su derota. El viernes, Trump afirmó en su red social Truth Social que el resultado en Arizona fue “una estafa y un fraude electoral”.

Los republicanos, que no lograron la “roja ola” esperada en estas elecciones, parecen recuperar la mayoría en la Cámara de Representantes. Y ya anticiparon que usarán esa ventaja para lanzar investigaciones parlamentarias contra la administración Biden y sus allegados.

Pero sin el Senado, la oposición republicana no podrá aprobar leyes contrarias al gobierno ni blocker nombramientos de jueces, embajadores y funcionarios de gobierno.

Elecciones en EE. UU. Joe Biden ganó en Wisconsin y Pensilvania, según una encuesta. Foto: EFE.

Trump se niega a comparar

El expresidente Donald Trump presentó una demanda contra la citación de la comisión de la Cámara de Representantes que investigó el ataque al Capitolio estadounidense en 2021, alegando “inmunidad absoluta” y que no testificará la próxima semana.

Sus abogados calificaron la citación de “inválida, ilegal e inaplicable”, pues Trump disfruta del privilegio ejecutivo casi 22 meses después de dejar el cargo, y no puede ser obligado a comparar.

Congreso de los Estados Unidos. infografía LR

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *