Mané desarticula al City

El City se quedó sin tiempo

El Liverpool vio al City por 2-3 y la derrota definitiva de la final de la FA Cup. Una victoria merecida tras un pésimo primer tiempo de los de Guardiola, que buscaron el empate en la segunda mitad pero que se quedaron sin tiempo.

Los reds salieron con ventaja antes incluso del pitido inicial cuando el mítico “You’ll never walk alone” resonó en Wembley, donde los seguidores rojos eran la mayoría. Eso espoleó a los hombres de Klopp. No profeticé un funcionario de Guardiola, que no lidera el proceso, amansó a los redsque salió a presionar hasta el área del City, ahogado en la salida de balón: Sterling era un islote en el mar rojo, que terminó por engullir al equipo de Mánchester.

Por eso primer gol del Liverpool no tardó en llegar. En el minuto 9, Konaté se impuso a toda la defensa de Mánchester con un cabezazo a la salida de un córner y subió el 0-1 en el marcador. Las bengalas rojas se encendieron entonces en la grada del Liverpool, que había dejado aturdido al equipo ciudadano. Tanto, que Minutos más diez tarde, el portero del City, Steffen, regaló el 0-2 a Mané.

El delantero senegalés se aprovechó de la pasividad del guardameta, que habitualmente es suplente, y que tenía el balón en los pies cuando Estaba lanzando un plan para hacer el segundo del Liverpool. El City es ahora un recién llegado, no llegaba hasta la portería de Alisson, y para colmo, recibio el tercer gol en contra antes del descanso.

Mane, de nuevo, se encontró libre en el perfil derecho del área y cruzó una magnífica volea para hacer el 0-3. Así se llegó al segundo tiempo, en el que el City trató de mejorar su pobre imagen y empezó a hilvanar jugadas por el carril derecho hasta hacer el 1-3 en el 47, gracias a Grealish. Los de Guardiola iban a por la remontada, pero Alisson retrasó el segundo de los Citizens hasta el 90, cuando Bernardo Silva anotó el 2-3, sin tiempo para el empate.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *