Orgasmos en cadena: qué es el multiorgasmo y sugerencias para conseguirlo

Escuchas mucho sobre eso iorgasmo, pero pocas personas saben qué es y si ya lo han experimentado o no. En primer lugar, es importante recalcar que la finalidad del sexo no es tener uno o varios orgasmos, sino disfrutar. placer que se siente en cada estímulo ejercido en el cuerpo.

El orgasmo múltiple no es más que la sucesión de orgasmos: es decir, experimentar la etapa de éxtasis repetido o clímax durante una misma relación o acto sexual, en pareja o solo. Para entenderlo, es importante entender que las personas suelen definir el orgasmo como el momento particular en el que se alcanza el punto máximo de placer a nivel físico y emocional, pero esta definición no es del todo correcta.

La educadora sexual experta en los placeres sexuales femeninos, sandra campo, desmitifica este concepto y afirma que el orgasmo no sólo está encima, sino que es todo un “proceso de la respuesta sexual humana”, compuesto por la entusiasmado, un meseta, un orgasmo, un secreto y, para las personas con pene, el período refractario final.

“Nos han dicho que son muy pocas las que pueden ser pluricelulares, pero la realidad es que toda mujer puede experimentarlo”, explica la especialista La republica.

Consejos para lograr orgasmos múltiples

Todos son un mundo, por lo que la forma en que se excitan y llegan al orgasmo es diferente para cada uno. “Debemos partir de la premisa de que el sexo no es una búsqueda del orgasmo, sino una búsqueda del placer. En la medida en que aguantemos estas sensaciones sin la presión de tener un orgasmo, es mucho más probable que esto suceda”, enfatiza. Campo llama a este fenómeno como “la paradoja orgásmica”: Cuanto más pienses en lograrlo, menos probable es que suceda, y mientras más gente libere esa presión, más disfrutarás de la experiencia sexual.

Sin embargo, hay unas pautas básicas que la educadora sexual recomienda para ayudarte a disfrutar de uno u otro. algunos orgasmos.

Conoce tu cuerpo con la masturbación

el es masturbación es un ejercicio de autoconciencia corporal y también de autonomía sexual. “En la medida en que conozcas mejor tu cuerpo y cómo reacciona a los estímulos, es mucho más probable que una persona pueda inducir orgasmos de esta forma combinada”, recalca la experta. Conócete a ti mismo, sé curioso, explora.

relajación completa

Una mente bajo presión crea barreras. Deja ir la idea de que debes tener un orgasmo. Ser consciente de lo que estás haciendo en cada momento ayuda mucho. Concéntrate en el momento presente y en cada sensación sentida por los cinco sentidos.

Crear un ambiente favorable

Lo mejor que se puede hacer para calmar el cuerpo y la mente es crear un ambiente propicio en el que se centren todos los sentidos. relajación, para una sesión masturbatoria y para compartir sexo con los demás. “Puedes elegir un aroma específico con incienso, música de tu agrado, luces bajas, etc. Un cuerpo relajado está abierto al placer”, añade la educadora sexual.

comunicación principal

Si estás en una relación, él sabrá quererte y expresarte lo que quieres, eso ayudará a que la otra persona sepa a dónde ir, y viceversa. El sexo es un juego de toma y daca.

Para personas con pene

Las personas con pene complejo presente desarrollan la iorgasmo las personas con vulva no tienen: periodo refractario, la fase de recuperación después de la eyaculación, puede variar entre 30 minutos y varias horas.

Este paso daña varios orgasmos seguidos, pero no lo evita por completo. La clave, dice María Martínez, es evitar la eyaculación pero no el orgasmo, ya que uno sigue al otro, pero no son lo mismo: “Se puede eyacular sin orgasmo o tener un orgasmo sin eyacular”, dice a la psicóloga y sexóloga Irene Bedmar. Diario La Vanguardia.

Explica que para las personas con pene, se trata de detenerse justo cuando notas que se acerca el momento del orgasmo, pero no esperar a que llegue la eyaculación, el punto de no volver.

¿Cómo conseguir un orgasmo múltiple?

Una vez que haya alcanzado su primer orgasmo, se trata de explorar las posibilidades de poder experimentar el siguiente o potenciar el primero. “La clave está en superar la sensación de hipersensibilidad que puedes experimentar tras llegar al orgasmo y seguir estimulándote”, explica la sexóloga Rosa Navarro en el portal Varios.

“Cuando llegas al primer orgasmo pueden pasar dos cosas: tienes que parar unos minutos porque después de eso puedes tener la zona más sensible, o puedes seguir estimulando la zona y tener placer de la misma manera. Si necesitas parar porque te molesta frotar el clítoris u otras zonas, tómate tu tiempo hasta que puedas seguir estimulándote de forma placentera. Puedes masajear suavemente la zona hasta que sientas que estás lista para continuar”, subrayó.

El próximo orgasmo puede aparecer antes que la primera vez, ya que estás en la etapa llamada Meseta y no tienes que empezar todo el proceso desde el principio. Si se sigue el estímulo adecuado, será posible reactivar el clímax anterior o sentir uno completamente nuevo.

Y si el orgasmo no llega, no debes preocuparte, disfruta del camino.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *