Origami genital: ¿qué es y es seguro realizar marionetas con el pene?

El pene es un órgano flácido y muy maleable en su fase no erecta, por lo que su manejo resulta muy sencillo. De esta maleabilidad nació la papiroflexia genital o tambien conocido como marionetas del pene.

Este antiguo arte australiano fue creado por Simon Morley y David Friend, conocido como “el orgullo de Melbourne”, sus orígenes natales, quiees en una representación representativa en sus fiestas, para disfrute y regresión de los populistas, y más genios innovadores.

Luego cogieron popularidad entre sus espectadores, por las distintas formas que realizaron con su pene, que se animaron a realizar un espectáculo teatral, donde solo eran ellos y sus falos.

Este “recibió un gran éxito de crítica en la edición del 2000 del prestigioso festival de Edimburgo”, según cuenta en su web La Casa del Libro, por lo que se animó a poner todos sus trucos y pasos de realización de marionetas en un escrito llamado “Marionetas del pene: el antiguo arte australiano de la papiroflexia genital”.

Foto: @catcateater twitter

El libro lleva en circulación desde el 2003 y consta de unas 80 páginas que puedes contener una serie de posturas que crear con los testículos y miembro.

¿Es recomendable realizar marionetas con el pene?

Antes de que intentes esas posturas innovadoras, cabe mencionar que no es lo más recomendable que las realices sin ayuda de alguien experto. El urólogo Jorge Saldaña dijo para La República que manipular el pene de esa forma puede generar daños como la fractura de este y torsión testicular.

“Al forzarse ciertas figuras podrían darse cuenta de problemas conocidos como la fractura del pene, que es una lesión en el cuerpo cavernoso y, si no es tratada a tiempo, puede generar problemas permanentes en el miembro. Sobre los testículos, al girarlos mucho, puedes sufrir la torsión testicular, que es cuando estos se tuercen sobre su propio eje, descubriendo la falta de ingreso de sangre y, por lo tanto, presentando un riesgo potencial o muerte testicular”, advierte el especial .

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *