Papa Francisco en “peregrinación penitencial” por abusos de la Iglesia

El Papa Francisco llegó este domingo a Canadá para una “peregrinación penitencial”, durante la cual pidió perdón a indígenas sobrevivientes de abusos cometidos en internados dirigidos por la Iglesia Católica.

El pontífice argentino de 85 años aterrizó en Edmonton, en el oeste de Canadá, para iniciar la primera de las tres etapas de su viaje de seis días. Fue recibido, a la salida del avión, por el primer ministro justin trudeau y por la inuit Mary Simon, representante de la la reina isabel II.

Francisco también se dirigirá a Quebec e Iqaluit, la capital del territorio de Nunavut, ciudad del norte del país, sobre el archipiélago ártico, antes de emprender el retorno, el viernes.

La visita del Papa Francisco a Canadá finalizará el 30 de julio. Foto: EFE

mensaje de hermandad

Antes de su partida de Roma, el papá Envió un mensaje en Twitter a sus “queridos hermanos y hermanas de Canadá”.

“Vengo entre ustedes para reunirme con los pueblos autóctonos. Espero, con la gracia de Dios, que mi peregrinación penitencial pueda contribuir al camino de reconciliación iniciado. Por favor, acompáñenme con la oración”, escribió.

En el avión insistió ante los periodista sobre el carácter penitencial de su visita, dedicada principalmente a las poblaciones indígenas amerindias que hoy representan el 5% de los habitantes de Canadá y que se identifican en tres grupos: Primeras Naciones, Metis e Inuit.

Gesto. Francisco con miembros de una tribu indigena. Foto: AFP

Estos últimos fueron subido durante décadas a una política de asimilación forzada, fundamentalmente a través de un sistema de pensionados para niños, subvenados por el Estado, pero administra en su gran majoja por la Iglesia.

Alrededor de 150.000 niños autóctonos se matricularon desde finales del siglo XIX hasta la década de 1990 en 139 escuelas residenciales, donde pasaron meses o años aislados de sus familias, su idioma y su cultura

Muchos de ellos fueron abusados ​​física y sexualmente por directores y docentes y hasta 6.000 fallecieron enfermedad, desnutrición o abandono.

Canadá está abriendo paulatinamente los ojos a este pasado calificado como “genocidio cultural” por una comisión nacional de investigación.

Disculpa reiterada

El pontífice argentino, que prevé reiterar la disculpa presentada en Roma a las delegaciones canadienses que lo visitaron en abril, también podría realizar algunos gestos simbólicos, como la restitución de objetos de arte indigenas conservado en el Vaticano desde hace décadas.

Francisco se reunirá hoy por primera vez con miembros de los pueblos indígenas en Maskwacis, provincia de Alberta, a unos cien kilómetros al sur de edmonton, donde se esperan hasta 15.000 personas.

Alberta fue la provincia con mayor número de internos.

“Para mí, llega demasiado tarde porque mucha gente ha sufrido”, lamenta Linda McGilvery, una residente de 68 años en los alrededores de Saint-Paul (200 km al este de Edmonton), que pasó ocho años de su infancia en un internado.

“Perdí mucho de mi cultura, de mi ascendencia”, lamenta esta mujer de la Nación Cree de Saddle Lake que no irá a ver al papá

Hoy en la tarde, el líder espiritual de millones de católicos tiene previsto pronunciar un segundo discurso en la Iglesia del Sagrado Corazón de los Primeros Pueblos de Edmonton.

Y el martes celebrára una misa en un estadio de Edmonton, donde unas 65.000 personas son esperadas.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *