Pedro Castillo pide dialogo y respeta resultados electorales

El discurso del presidente Pedro Castillo en la 77ª Asamblea General de la UNU dejó algunas pinceladas de la política de relaciones exteriores peruana.

Posiblemente, son dos los extractos más llamativos. Uno, en el que se cuestiona “la ocupación de Israel de territorios árabes y palestinos desde 1967”. En ese sentido, anunció que, próximamente, Perú abrirá una representación diplomática en Palestina. “Es indispensable que la comunidad internacional asuma sus responsabilidades y busque la paz que conduzca al reconocimiento de dos Estados (Israel y Palestina)”, agregó.

Y el otro momento fue cuando ratificó que, para el Perú, las Islas Malvinas son argentinas. Luego, aseguró que la intervención rusa en Ucrania es “ilegítima” y los llamó a conversar.

Otro momento que vale la pena resaltar es cuando Castillo habló a favor del Acuerdo de Escazú, que, si bien el Perú ha firmado, no ha sido ratificado por el Congreso.

Hay que recordar que el anterior canciller, Miguel Rodríguez Mackay, se oponía a él. Recientemente, fue cambiado y su lugar fue tomado por César Landa, quien volvió a Torre Tagle. Esto deja en claro la inconsistencia peruana en temas sensibles como este.

Golpe de Estado

La vitrina internacional también le sirvió al jefe del Estado para alludir, aunque de manera indirecta, sobre la coyuntura nacional. “La gobernabilidad democrática exige el respeto de la institucionalidad y sobre todo de la voluntad popular”. Los golpes de Estado, sea cual sea su modalidad, o el poder del Estado que los impulso son ilegítimos”, señaló. Además, pidió respeto a la voluntad popular ya los resultados electorales.

Como se sabe, Castillo —investigado por el Ministerio Publico deboto a fundadas sospechas de actos de corrupción— y sus colaboradores en el Gobierno han insistido en que “poderes fácticos” se niegan a reconocer su victoria en los comicios del año pasta.

Castillo saludó al Secretario General de la ONU, Antonio Guterrespor promover una “gobernanza” más justa.

Indicó que la situación internacional es “compleja y delicada” porque los pueblos americanos están preocupados por el deterioro de la paz, el medio ambiente y la economía.

Asimismo, pidió desterrar “las ideologías de odio” y ejercer la solidaridad con los pobres y vulnerables.

“El Estado tiene el deber de garantizar las libertades de las personas y garantizar los derechos necesarios para la dignidad humana, como la vivienda, la salud, la educación, la alimentación, un salario digno y un medio ambiente sostenible”, afirmó.

Landaen una entrevista posterior concedida a Canal N, dijo que lo que hizo el presidente Castillo reafirmó fuer las “grandes líneas” de la política exterior.

En ese sentido, explicó que lo que dijo el presidente sobre Palestina y las Islas Malvinas -y otros temas- respondía a lo que decía la posición peruana en ese momento.

“Macropositivas variables”

el presidente pedro castillo Asegúrese en la UNU que el Perú es un país con “variables macroeconómicas positivas”.

El mandato indicó que, además, los objetivos más importantes tienen que ver con erradicar la pobreza extrema, lograr una cobertura sanitaria y asegurar que todos los niños terminen una educación escolar de calidad y gratuita.

“Necesitamos de cuatro pilares para defender la gobernabilidad: el respeto a los pueblos, la voluntad de solucan conflictos por la vía de la negociación, el respeto a los derechos humanos y al Estado de derecho”. apuntó Castillo en su alocución.

la clave

Respuesta. El ministro de Relaciones Exteriores, César Landa, señaló que los asuntos internos deben resolverse por las vías correspondientes y que estos no perjudiquen la imagen que tiene el Perú en el exterior.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *