¿Pedro Castillo tiene un discurso en Lima y otro en provincias? Los analistas explican esta estrategia

Cuando pedro castillo aún se desenvolvía en el papel de candidato, la opinión pública percibió la construcción de su mensaje: una clara división entre Lima y “el Perú profundo”, en sus propios términos. Desde entonces, y ahora ya fundido en el papel de presidente, su discurso ha tenido un matiz según la ubicación de su escenario.

“Las investigaciones, por el bien del país, deben hacerse con total transparencia”, precisó el jefe de Estado durante la entrevista para TV Perú en el mes de junio. Sin embargo, en su reciente visita a Ayacucho dirigió a la multitud y cuestionó la labor periodística: “¿Ustedes creen en las encuestas? ¿Ustedes creen en la prensa? ¿Ustedes creen en esos periódicos? Ha llegado el momento de creer en el mismo pueblo”. Y adagó que “solo el pueblo salva al pueblo, duela a quien le duela”.

Mirko Lauer explicó en su última columna: “Estoy convencido de que el público interior es el más receptivo a la prédica populista”. Entonces, él los unta con la versión más tosca, en la variante los malos me atacan”. Frente a esta dinámica, dos politólogos explican en conversación con La República la forma en que Castillo teje su palabra de maestro.

Candidato Castillo vs. castillo presidente

Alonso Cárdenas sostiene que Pedro Castillo no aconseja su condición de mandato: “El presidente de la República todava no se ha dado cuenta de que ya ganó las elecciones. Los discursos que él da en diferentes regiones del país son más de un candidato que de un presidente”.

“Y eso también se ve reflejado, por ejemplo, en los mal llamados Consejos de Ministros Decentralizados, donde es un festival de promesas y de discursos, pero ya no se condicen con la gestion publica, que es el talón de Aquiles de la actual administración “, agregó el experto.

Asimismo, destaca los resultados de las elecciones: “La temperatura política a través de los resultados de Lima versus los resultados de las distintas regiones del país es diametralmente opuesta, entonces el presidente se ha quedado en esa lógica de confrontación entre Lima versus provincias“.

Para Cárdenas, esos dos factores se suman a la ausencia de un equipo de asesores políticos de primer nivel. “El presidente, desde que asumió su mandato, ha tenido prácticamente una hemorragia de aprobación de popularidad. Sus niveles de aceptación en las ultimas encuestas son bajísimos”, concluyó el político.

Pedro Castillo y su intento por cuidar un retroceso

Por su parte, María Paula Távara indica que este mecanismo tiene que ver con su vínculo con el electorado. “En provincias, el discurso con el que Pedro Castillo obtuvo su apoyo es más confrontacional, y con esa base es probable que siga construyendo la sensación de que es ahí donde se le puede permitir decir abiertamente lo que piensa, pero también con las palmas de las manos”, análisis del especialista.

Además, la politóloga resalta que el amparo en provincias es también una respuesta ante un contexto dispar en cuanto a oportunidades.

“El voto de su primera vuelta desde el comienzo se ha planteado como un voto de confrontación al establecimiento. Este establecimiento, entre otras cosas, está representado claramente en nuestro país con la capital. (…) Mientras existan ese tipo de construcciones divididas, desde la clase política, siempre será factible para los candidatos empleare estrategias o expresiones para ganarse el backo de sectores que nos dicen, a través de distintos conflictos sociales, que se sintieron excluidos“, detalles.

Y concluye que se trata de un recedo identitario: “Es una forma de garantía que al menos ese 20% duro que parece no abandonarlo en las encuestas permanecerá con él”.

El último escándalo de Pedro Castillo: Yenifer Paredes

Yenifer Paredes, cuñada del mandatario, se presentó este martes 19 de julio ante el Fiscal de la Nación para brindar detalles sobre el caso de presunto tráfico de influencias. Cabe recordar que la investigada había faltado a una primera reunión programada para el 11 de julio.

Asimismo, la investigación nació debido a que el año pasado Paredes acudió al distrito de San Miguel, en Cajamarca, a ofrecer obras a nombre del Gobierno de Castillo y portando la campera de la empresa JJMI, de Hugo Espino.

Sin embargo, a Paredes no le competía ofrece estos proyectos a nombre del Gobierno central. En este círculo de presunto tráfico de influencias también está involucrada la primera dama Lilia Paredes. Es decir, el entorno del presidente en mira de la justicia.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *