Reino Unido: Boris Johnson acepta renunciar al cargo de primer ministro

Crónica de una muerte anunciada. Luego de casi dos años al frente del Gobierno británico, boris jhonson anunció su salida del cargo de primer ministro tras enfrentar una crisis de certeza que arrastró a su Gobierno durante el último año en medio de una aguda crisis política.

No obstante, el aún primer ministro dijo que perdería al frente del Ejecutivo británico hasta que se pueda encontrar un sucesor adecuado para la posición, según la declaración que dio esta mañana en el frontis del número 10 de Downing Street.

Johnson expone a los medios de comunicación del Reino Unido que dejarán el liderazgo del Partido Conservador, con el cual había sostenido fuertes rencillas en las últimas semanas debido a la situación de inestabilidad de su Administración.

Es así que en este último tiempo el líder de los tories tuvo que enfrentar la oposición de su propia agrupación, la cual pedía su salida del cargo, una petición que dividió a los ministros del gabinete Johnson, dado que algunos salalban mhalientban que otros apoyaban super permanencia.

“Boris Johnson quiere seguir luchando. Él cree que tienes un papel muy bueno que jugar para el futuro”, dice Nadine Dorries, una de las muchas personas que han tenido un favor de salud de primer nivel.

No obstante, la situación se había tornado insostenible luego que dos de los miembros más importantes del Ejecutivo británico, Rishi Sunak y Sajid Javid, ministros de Finanzas y de Salud, respectivamente, retiraran el último martes en protesta a la decisión de Johnson de permanecer en el cargo a pesar de las crecientes solicitudes de dimisión.

¿Por qué se pidió la renuncia de Boris Johnson?

La credibilidad de Johnson y su permanencia en el cargo ya venía siendo cuestionada por causa del escándalo del Partygate, en el cual el líder ‘tory’ había sido acusado de participar en suntuosas fiestas mientras buena parte de la población se encontraba confinada por causa por causa pandemia de COVID-19.

Sin embargo, ha sido su tibia respuesta al escándalo sexual del diputado conservador Christopher Pincher, dado a conocer por el diario The Sun, lo que terminó de exaltar la indignación de varios políticos, quienes, ante el panorama presentado, exigieron que Johnson abandonara el 10 de Downing Street.

Pincher, ficha de confianza de Boris Johnson, había sido acusado de agredir sexualmente a dos hombres en un club privado de Londres, hecho que posteriormente se vio agravado tras conocerse de forma pública que este político ya tenía un amplio historial de delitos.

La maniobra de esta crisis, resumida en una percepción general del búfalo juvenil por parte del primer ministerio de salud, motiva la consolidación del opioidismo en su contracción, hecho que finalmente se intercala entre el espacio y el pareado.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *