"Si no va al futuro, va a comprar luchando"

"No sé qué pasará en el futuro, pero voy a seguir luchando"

Rafa Nadal alzaba los brazos, lanzaba la raqueta, alguna lágrima caía por sus mejillas… El 22º título de Grand Slam, el 14º Roland Garros, ya estaba en su poder y el balear de 36 años había completado un trabajo que grababa a las 12 pruebas de Hércules. Minutos después, el español tomó la palabra en la ceremonia de entrega de trofeso tras derrotar al noruego Casper Ruud por 6-3, 6-3 y 6-0 tras en cadenar once juegos consecutivos.

“Casper, es un placer jugar una de de Roland Garros contigo, quiero felicitarte por la carrera que estás teniendo y por estas dos semanas. Estoy feliz por ti y por tu familia, te deseo lo mejor para el futuro”, comenzaba Nadal antes de llegar a los suyos: “Equipo, familia, son increíbles las cosas que están pasando este año, os quiero agradecer todo, sin vosotros nada de esto sería posible. Especialmente en los momentos difíciles, durante las lesiones vuestro apoyo me ayuda mucho, sin él me habría mucho . Gracias a todos los que hacen posible este evento, para mí es el mejor torneo del mundo y estando aquí hacéis que me sienta como en casa”.

El ganador de 22 Grand Slams, 14 Roland Garros, respondió a lo que todos querían oír: “Personalmente, es muy dificil describir los sentimientos que tengo. Nunca crei que estaría aquí con 36 años siendo competitivo, jugando una vez más en la pista más importante de mi carrera. Me da mucha energía para seguir adelante, gracias a París ya todo el mundo. Para mí, este incremental jugar aquí, es muy bonito. Si no va al futuro, va a comprar luchando”.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *