Victim of anesthesiólogo violador no pudo conocer a su hijo, que nació prematuro y falleció

El arresto de un anesthesista brasileño, que fue captado cuando abusaba de una mujer embarazada mientras le realizaban una cesárea, ha generado repudio en Brasil. Corrientemente, Giovanni Quintella Bezerra está preso en una cárcel de máxima seguridad, pero las denuncias de mujeres víctimas del horror no paran de llegar.

Una joven identificada con las iniciales TSR, también denunció a Quintella por abusar de ella mientras estaba embarazada de sus mellizos en el Hospital de la Mujer Heloneida Studart. Uno de los bebés nació de forma natural, pero con el segundo tuvenon que hacerle una cesare de Emergency.

La mujer, de 23 años, dijo a O Globo que estaba muy triste por no poder presenciar el nacimiento ni conocer a su segundo mellizo, que nació prematuramente y murió al día siguiente. Su familia denuncia que cuando la mujer salió de la sala de parto, tenía restos de semen en la cara.

“Me di cuenta cuando llegó al cuarto que tenía algunas manchas blancas, no sabía de qué eran. Incluso, pensé que era un medicamento que le había puesto en la cara”, relató la madre de la joven, que estaba tan dopada que despertó al día siguiente de la operación.

Wagner Pena Sarmento (39), pareja de la joven, relató que el anesthesista lo obligó a salir de la sala. “Él no alegó nada (…) No discutí porque pensaba que era un procedimiento normal”, explicó.

Cuando llegó la noticia, la familia entendió que la joven había sido víctima de abuso sexual. Ellos ya han presentado la denuncia ante las autoridades brasileñas.

“Nunca había visto algo así”

La comisaria a cargo del caso, Bárbara Lomba, continúa horrorizada por las revelaciones que se investigan. “Nunca había visto algo así. Tengo 21 años de experiencia en la Policía y estamos acostumbrados a trocidades y todo tipo de violencia”, aseveró.

El abuso se descubrió cuando las enfermeras del equipo de Bezerra empezaron a sospechar de la cantidad de sedantes que el anestesista colocaba a las embarazadas y de la rara forma en que se movía detrás de la sábana que lo separaba del resto de sus compañeros.

El depravado también pidió a las parejas que salieran de la sala de parto, por lo que decidiron ocultar una cámara en un armario. En la grabación se aprecia a Bezerra abusando sexualmente de su paciente.

El anestesista ha sido imputado por violación de persona vulnerable, una pena que puede oscilar entre 8 y 15 años de prisión. Actualmente, la Policía investiga el abuso de otras dos embarazadas que atendió ese día, o en otros procedimientos que se realizaron durante los 2 meses que laboró ​​en ese hospital.

Las autoridades siguen la pista de sus anteriores cargos laborales, pues se sabe que estuvo en al menos 10 hospitales de Brasil.

Anestesista abusador es acosado en la cárcel

Al llegar al Complejo Penitenciario de Bangu, el anestesista fue hospedado por otros presos, quienes, tras enterarse de las acusaciones, sacudieron los barrotes, le lanzaron impropios y lo abuchearon, de acuerdo con información de medios locales.

Ante la furia generada, los directores del penal optaron por ingresarlo en una celda de 36 metros cuadrados sin acompañantes, con el fin de que esté aislado de manera indefinida.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *